Z-BOYS

Jay Adams.
Tony Alva.
Bob Biniak.
Chris Cahill.
Jordi Casals.
Paul Constantineau.
Shogo Kubo.
Tef Moore.

Los skaters se reunían en varias piscinas abandonadas sin agua (debido a la gran sequía en California durante ese verano) de Dogtown, un área pobre de West Los Ángeles. Por aquel entonces, el skate no estaba muy bien visto por la sociedad estadounidense, por lo que se asoció a estos jóvenes skaters y surfers con chicos callejeros, pobres y sin salida.1

Con el tiempo, los tres skaters lograron hacerse un nombre en la historia del deportes, siendo considerados como los más influyentes del skateboard moderno. Algunos de ellos, como Stacy Peralta, se convirtieron en importantes empresarios del sector deportivo al patentar sus propias marcas de fabricación de tablas, ropa skate y patrocinar a los nuevos patinadores emergentes.

Los Z-Boys han sido objeto de culto y admiración por los amantes del skateboard, llegando incluso a ser filmados documentales y películas sobre el grupo y su impacto social y deportivo. Algunos ejemplos son el documental Dogtown and Z-Boys, dirigido por el propio Peralta, y la película de 2005 Los Amos de Dogtown, basada en la vida de los tres chicos que incluso realizan cameos en el filme, junto a otros ilustres personajes como el legendario skater Tony Hawk o el showman Johnny Knoxville.Se denominaba «DOGBOWL» legendarios patinadores profesionales, que en su vida llegaron a realizar metas enormes, además en ellos se inspiró la caricatura del canal de nickelodeon rocket power. El grupo de skate rock argentino Massacre [1] incluyó en su disco «12 nuevas patologías» el tema «Invasión de aguas vivas en Santa Mónica». En este tema hacen clara referencia a los Z-boys.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *